lunes, 30 de julio de 2007

18ª Historia Asesina - "Algún día la terminaré"


"Algún día la terminaré"

El joven escritor se sentó frente a la vieja y arcaica máquina Pentium 4. Se burló de como la gente del pasado llamaba a esos armatostes gigantes "tecnología de punta". Y entonces empezó a revisar cómo funcionaba. E increiblemente, andaba a la perfección.
-Guau, qué divertido es esto... Mirá estos juegos viejisimos y tan clásicos: "Winning Eleven", "GTA", "Counter Strike", "Age of Empires 2"... Guau... Esto es una joya.
Y luego de revisar y revisar carpetas y archivos. Y dio con la carpeta "Mi música" atestada de música de otras épocas...
-¡Mirá! ¡Esta es la música que escuchaban mis tatarabuelos: "Catupecu Machu", "Árbol", "La Renga", "Bersuit Vergarabat", "Andrés Calamaro"... Miércoles que es viejo esto, ¿eh?
Y volvió al escritorio del anticuado sistema operativo Windows XP, y mientras lo veía miraba y reia imaginando qué haría el viejo Bill si viera lo que hicieron con su compañía después de morir. Y luego encontró un ícono que miró como un arquelogo ve a las ruinas de la perdida ciudad de Paris y su mítica Torre Eiffel. O Buenos Aires y su legendario Obelisco. "Internet", decía el ícono.
-No, imposible... No puede ser... Me pregunto si funcionara todavía esto...
Y le dio clic, y se abrió la ventana del explorador. Y un cartel con letras de colores y un botón que decía "Voy a tener suerte". Entonces se sintió intrigado por ver qué la gente navegaba. E intentó buscar pero el motor de busqueda ya no funcionaba. Entonces se decidió por el historial. Sólo había seis páginas en la sección del historial. Hizo clic en la primera y lo llevó a lo que ellos llamaban blog. Era el blog de alguien que hacía un juego de palabras con esa palabra y otra que ya no se usa. Y se suponía que era gracioso, para los estándares de humor de la época, claro. Entonces entró al segundo sitio web. Otro blog, cuyo título hacía alusión a la vida y a los pasos que se dan en ella. Y justamente, hablaba de los pasos dentro de su vida, hasta el final del camino.
Los otros tres eran propagandas, que habían surgido en algún tiempo como elemento emergente de alguna de las páginas.
La última página de internet, guardada en el historial hablaba de algunos asesinos, y contenía algunos cuentos de algunos escritores famosos, y otros de un antepasado suyo.
-Me dijo mi abuelo que un antepasado mío fue escritor...-dijo a su mente- Debe ser su blog, con cuentos suyos. Y otros no...
Lo raro de esto es que había un cuento que no estaba terminado. Era el que se numeraba como el número dieciocho. Sólo contenía una frase al comienzo que decía: "El joven escritor se sentó frente a la vieja y arcaica máquina Pentium 4."
-Seguramente se trata de un cuento que no pudo terminar. Sé lo que se siente eso, lo sé.
Entonces se concentró y buscó una manera elegante, original y creativa para terminarlo, pero escribiéndolo en ese antiguo español.
-Porque, quién sabe -pensó-, quizá alguien en el pasado lo lea. O quizás no, pero es divertido tomar el reto.
Y pensó y escribió durante un rato.
-Así quedará bien -dijo al terminar.
E hizo clic en "Publicar Entrada". Una entrada que quizás nadie leería en el futuro, ni en el presente.
Se levantó de la raida y arruinada silla. Apagó el aparato computador, se puso una mano en su bolsillo y lo contempló un poco más. Se imaginó todas las cosas que habrán hecho con ese armatoste. Y luego se fue.

6 ya han matado el tiempo:

Gustavo dijo...

Muy buena la historia, sobre todo el parrafo...

"el blog de alguien que hacía un juego de palabras con esa palabra y otra que ya no se usa. Y se suponía que era gracioso, para los estándares de humor de la época, claro"

Félix dijo...

Sabés que yo siempre apoyo a La Blogudez, hasta en el futuro, je...

Ðąи dijo...

Qué tipo cebado eh :P
Y, por cierto, cómo te gusta jugar con el tiempo.. ojalá en algún momento podamos controlarlo como se nos plazca.. Lo que daría por controlar el tiempo...

Buena tu historia, un tanto rara.. yo la tomaría y la alargaría.. tal vez lo haga.. Quién sabe.

Besotes, mi vida ^^. tamomusho :P

PAUL_U2 dijo...

GUAU...QUE BUENO QUE EN EL FUTURO TODAVIA TENGAMOS ENERGIA ELECTRICA A 220 V. JAJAJA Y LO MEJOR DE TODO ES QUE NO SE "CLAVO" EL RIGIDO O LE APARECIO EL TIPICO FONDO AZUL DE ERROR. POR ALGO EL ANTEPASADO NO INSTALO EL WINDOWS VISTA...
BUENA HISTORIA... BUEN FINAL SIN FINAL. JAJAJA
UN ABRAZO CHE.

Félix dijo...

· Dan: Es verdad, me gusta jugar con el tiempo. Y poder controlarlo, para estar siempre con vos, bonita...

· Paul: Y bueno, alguna día la tecnología tenía que funcionar, ¿no te parece?

SeBa! dijo...

Félix me gustó mucho esta visión futurista de toda esta locura.
Yo también pienso en que en algún momento nuestros futuros hijos y/o nietos se burlen de la música que escuchamos o de las "blogudeces" que posteamos (con permiso de Don Gustavo).

Un abrazo grande!!!

TPT

Publicar un comentario

Creative Commons License
Historias Asesinas para Matar el Tiempo by Félix Alejandro Lencinas is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial 2.5 Argentina License.