lunes, 17 de diciembre de 2007

27ª Historia Asesina - "Diez mensajes"

Otra escrito nacido de celular (que ocupó 10 SMS), pero más viejo...

"Diez mensajes"

“Besos por celular,
las momias de este amor
piden el actor de lo que fui…”

Spaghetti del Rock – Divididos

Esta historia pasó hace cinco minutos, pero su consecuencia se extendió durante mucho tiempo más.
Un día como cualquiera, un chico común (“Comuncamión”, diría mi abuelo bromeando) se sentó a escribir un cuento corto. “Diez mensajes de texto como mucho”, sería su longitud se dijo el escritor.
E imaginó una historia fantástica en la cual un niño viajaba al espacio. Pero no lo convenció. Luego imaginó una agónica historia de amor entre un hombre y su amor imposible. Pero al joven escritor le pareció muy común.
Y entonces quiso hacer una historia genial, la más grande que en la vida se pudiera imaginar, una historia que trascendiera los años, las civilizaciones, los idiomas. Y en su cabeza giraron nombres, situaciones, personas y lugares. Y la respuesta estaba en su mente y en su corazón.
Pero diez mensajes de texto no serian suficientes, por lo que necesitaría papel y lápiz para escribirla. Pero no tenía.
Y de a poco de su cabeza fue desapareciendo ese mundo creado. Y todo fue a parar a su corazón y allí quedó guardado.
Ahora, el escritor espera que su corazón suelte ese pedazo de imaginación que creo.
Pero sabemos bien que el corazón no es fácil de tratar y que por su culpa a veces echamos a llorar.
Pero si lo comprendemos, seguro dejará salir a esa historia que llevamos dentro. Y cuando eso pase, será ese el momento en el cual la felicidad llegue a nuestra esencia. O al menos eso cree nuestro amigo el escritor.

3 ya han matado el tiempo:

Zilencio dijo...

buena la historia

me gusto en realidad por que tiene toda la razon.
me encanta escribir y a veces creo en cosas parecidas a la que escribiste.

muy buen blog, paseare por aqui con frecuencia por mas historias

Gustavo dijo...

Bravo!

SeBa! dijo...

Cuantas veces nos pasa de pensar cosas geniales y no poder escribirlo en ningún lado y luego nos queda grabado en el interior, pero no en la cabeza que sería la que lo podría recordar. Yo por eso salgo casi siempre con un cuaderno y mi birome cuando viajo...

Muy buena la historia, espero que pueda salir esa historia que llevamos dentro, para disfrutar la felicidad.

Un abrazo y felices fiestas!

Publicar un comentario

Creative Commons License
Historias Asesinas para Matar el Tiempo by Félix Alejandro Lencinas is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial 2.5 Argentina License.